Sobre mí

Sin título¡Hola! Soy Patricia y llegué al mundo virtual hace una década y media. Sí, tempus fugit, porque… ¡estaba en el colegio cuando empecé con esto! Comencé mis andanzas por foros y blogs, aprendí por mi cuenta un poco de programación y diseño gráfico y me lancé a crear páginas web de las que me aburría en un par de meses. Siempre me ha encantado formar parte activa del mundo 2.0, aunque a día de hoy se me ha olvidado gran parte de lo que aprendí… así que toca reciclar conocimientos, y esta web será el principio. 13hadaverde.com ha nacido también como un complemento a mi canal de Youtube.

Nací en Asturias el 6 de enero de 1988, soy Capricornio e hija del frío. Fui una de esas “valientes” con muy buenas notas en el instituto a la que insistían para estudiar medicina, pero a mí lo que me gustaba era el arte, las lenguas. Después de ese bachillerato de Humanidades del que disfruté tanto me decidí por cursar una licenciatura en Filología Hispánica. Cinco años, ¡cinco!, estudiando lingüística y literatura. El problema era lo que vendría después, pero yo lo tenía bastante claro: quería dedicarme a la docencia. Cuando terminé la carrera hice el máster pertinente para poder ejercer como profesora. ¿Por qué ese camino? Pues porque, como siempre digo, soy una “yonki del saber”. Me encanta aprender, no concibo la existencia humana sin el aprovechamiento de esa cualidad, y todos los días me esfuerzo por adquirir conocimientos nuevos. Con esto no digo que sea esencial orientar el saber a las grandes cosas, qué va: a mí me encanta aprender recetas con calabaza, nuevos combos en juegos de lucha o cómo corren los hipopótamos. No todo va a ser Cervantes en esta vida.

Al final de mis estudios emigré, como tantos otros jóvenes, en busca de un futuro distinto. Mi ciudad de destino fue Birmingham, en Inglaterra, donde ya había estado durante mi beca Erasmus. Es la ciudad más grande del Reino Unido y ya la conocía, con lo que me parecía el sitio perfecto. Pasé algo más de año y medio allí, encontré trabajo en mi campo casi al instalarme y aproveché todas las ventajas que tenía residir en un país extranjero. Sin duda los beneficios que me he traído conmigo son innumerables: el “click” mental de residir fuera de tu país, el choque de costumbres, el entorno multicultural, el nivel de inglés… Es una experiencia que repetiría sin dudarlo, y recomiendo a todos los jóvenes que puedan que lo intenten al menos una vez en su vida. Actualmente resido y trabajo, de nuevo, en Asturias.

Hay muchas cosas que me gustan aparte de la docencia y el mundo virtual. Me apasiona el maquillaje hasta el punto de llegar al coleccionismo: en el día a día me maquillo poco y siempre con los mismos productos, pero algo hay en este mundillo (packaging, colores, colecciones limitadas) que te empuja a comprar cosas que no necesitas. El que esté libre de pecado, ya sabéis…

Aunque el tema de esta web sea precisamente eso, maquillaje y belleza, las cosas que de verdad me llenan y completan son otras. Soy una adicta a la lectura. Devoro todo lo que cae en mis manos. En los libros hay otros mundos y yo quiero vivirlos todos, incluso a veces me pone nerviosa pensar en “tanto que leer y tan poco tiempo”. ¿Sabéis de estas personas que leen atentamente los valores nutricionales, las etiquetas de champú, las instrucciones de lavado? Bueno, esa soy yo. Otra gran pasión es la música, soy una melómana empedernida, ya lo dijo Nietzsche: sin música, la vida sería un error. Soy relativamente ecléctica, pero todo lo que lleve algo de rock a mí ya me va bien. Mi grupo fetiche es Pink Floyd. Desde pequeña también he sido muy jugona: empecé con las primeras consolas y PCs del mercado y ahora tengo una buena colección de plataformas y videojuegos. Es una manera interesante de distraerse, y muchos juegos ofrecen una experiencia en la que te sumerges y disfrutas con una continuidad e intensidad casi literarias… pero bueno, me estoy liando. Pasemos a la siguiente: el cine. Aquí no tengo mucho criterio, porque en mi top 10 se cuentan grandes clásicos, películas de culto y “cine basura”. Reconozco que amo el gore y el splatter, el género de zombies y todo lo que sea asqueroso y controvertido. Sin embargo, mi director clave es Stanley Kubrick (en sus filmes usa muchos puntos de fuga. Amo los puntos de fuga).

Creo que viajar es otra de esas aficiones que me producen una felicidad incomensurable. El ambiente animado de los aeropuertos, ver por primera vez un sitio alucinante y quedarte sin palabras, construir experiencias en distintos países… Es cierto que el dinero no da la felicidad, pero te permite viajar, y es prácticamente lo mismo.

Si te apetece conocer un poco más de la mujer que hay detrás de esta web, quédate por aquí

:)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.