Uñas de gel en casa

Uñas de gel en casa

¡Buenos días! Para enfrentarnos a este viernes con energía os traigo un par de consejos e ideas en base a mi experiencia con hacerme las uñas de gel en casa. Tuve la suerte de que de Madam Glam me enviaron un kit para hacérmelas, que incluía el gel base, el color, el top coat y la lamparita para curar el esmalte. Tengo que decir que yo jamás me he hecho la manicura fuera de casa, ni siquiera una simple manicura francesa, y que lo de los esmaltes de gel me sonaba de leer alguna cosita, pero… ¡no tenía mucha idea!

¿Os quedáis a leer algunos consejos extra y mi tutorial de uñas de gel en casa? ¡Haz click en Leer más!

Para comenzar, necesitaréis una hora de vuestro tiempo. No os pongáis a teclear en el teléfono o en el PC mientras os hacéis las uñas, porque las estropearéis. Las uñas de gel están pegajosas y blanditas hasta el último paso, así que hay que ser extra cuidadoso. Disponed todos los materiales en una mesa despejada y comenzad a preparar vuestras uñas:

  1. Arreglad las uñas: retirad las cutículas, dadles forma a las uñas si queréis. Dejadlas de un modo que os gusten, ya que llevaréis bastantes días esta manicura.
  2. Limad la capa superficial de la uña hasta que quede mate, no debe quedar ningún brillo ya que esto impedirá que el gel se adhiera correctamente.
  3. No debe quedar ningún trocito de piel o carne. Esto impide que el gel asiente en la uña.
  4. Con un algodón impregnado en alcohol retiramos cualquier resto de polvillo o brillo de nuestras uñas. En este punto estamos listos, ¡no toquéis nada!

Ya tenéis las manos listas para comenzar a haceros las uñas de gel en casa. Ahora veamos el tutorial:

  1. El primer paso es aplicar una capa muy, muy fina de la base. Distribuiremos el esmalte en tres secciones: los dos pulgares, y los dedos de cada mano del índice al meñique. Es mucho más simple trabajar en tres zonas pequeñas que en las dos manos completas a la vez.
  2. Curamos nuestra primera capa de base en la máquina de LED.
  3. Aplicamos una capa finísima de nuestro color. En mi caso fue un precioso rosa pastel. La capa debe ser fina, de lo contrario no curará bien y se levantará en capas.
  4. Una vez curada, aplicaremos una segunda capa de color y, si es necesario, una tercera.
  5. Por último, aplicamos el top coat y curamos de nuevo.
  6. La manicura está lista, pero las uñas aún tendrán una textura pegajosa. Quitamos esa capa pastosa con un algodón impregnado en alcohol.
  7. Admira el brillo y preciosa textura de tus nuevas uñas de gel en casa.

Como veis, aunque el proceso es laborioso, es muy muy sencillo. La manicura, bien hecha, puede durar un par de semanas tranquilamente. En mi caso la retiré a los 10 días, ya que en alguna uña el esmalte rozaba un trocito de piel y comenzaba a levantarse. Sin embargo, por las tareas del hogar y demás suelen arruinárseme las manicuras en cuestión de horas, así que 10 días me parece una auténtica pasada.

El peor inconveniente, para mí, es retirar el esmalte. Podemos limarlo para retirarlo, pelarlo poco a poco con un palito de naranjo, sumergir las uñas en acetona pura… todo ello medios que, de un modo u otro, dañan una uña ya frágil por esta manicura. Desde luego, yo no me haría varias manicuras de gel seguidas. Sin embargo, es una opción maravillosa para irse de vacaciones  y despreocuparse.

Algún consejito extra:

  1. Trabajad siempre en capas muy, muy finas. No puedo enfatizarlo lo suficiente. Una capa gruesa o un goterón de gel acumulado arruinará vuestra manicura.
  2. No toquéis ni hagáis nada más mientras os hacéis vuestras uñas de gel en casa.
  3. Usad buena luz, gafas, lo que necesitéis para ver bien las capas de esmalte.
  4. Respetad los tiempos de curado.
  5. No tratéis de hacer todos los dedos a la vez.
  6. Tened mucho cuidado al retirar la manicura, es fácil dañar la uña.

En resumen: la manicura de gel en casa es mucho más fácil de lo que parece y, sin duda, mucho más económica que hacérselas en un salón (con tres esmaltes y la lámpara tenemos para hacernos las uñas de gel en casa varias decenas de veces). ¿El contra? Sobre todo, retirar el esmalte. También, el tiempo que lleva hacérselo bien y con calma.

¿Qué os ha parecido este tutorial de uñas de gel en casa? ¿Alguna vez os las habéis hecho?

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.